Por Ramiro Herrera, Gerente de Carriers CenturyLink, Chile 

Afirmar que la penetración de la banda ancha tiene una relación e impacto cuantificable con el crecimiento económico de los países, e incluso con la generación de empleos, es algo que hoy, afortunadamente, está ya fuera de toda discusión. Diversos estudios internacionales han demostrado lo anterior, estableciéndose con claridad que el acceso de alta velocidad a Internet es una condición esencial para el desarrollo económico y social.

Los profesionales de seguridad y TI de las grandes empresas en todas las industrias se enfrentan a la tarea diaria de tener que asegurar una superficie de ataque en expansión. Los puntos de entrada vulnerables solían vivir dentro de las paredes de la organización, donde los firewalls y las herramientas de seguridad en línea podían protegerlos, pero las redes ahora se han convertido en un entorno sin fronteras, en constante evolución, gracias al uso de la nube, el Internet de las Cosas (IoT) y a una fuerza de trabajo cada vez más móvil.

La llegada de internet, la inteligencia artificial y realidad virtual llegaron para quedarse y condicionar al mundo y la manera de desenvolverse en él. Gracias a la tecnología, hoy vivimos en una sociedad digital. Y es que hace sólo unos años sólo lo podíamos ver en las películas de ficción y ni en el mejor de los sueños íbamos a pensar que en muy poco tiempo ir a banco ya no iba a ser necesario, pues todo se puede manejar desde el computador, para los más conservadores; y desde el móvil, para el otro grupo. O que cualquiera podría comprar el artículo, producto o prenda que quisiera directamente al proveedor, que está exactamente al otro lado del mundo.

REVISTA I+T

Dirigido a personas con necesidades de informarse en soluciones y tendencias IT, Enfocada en entrevistas y contenido de interés. Perfil lector de alto impacto.

Galerías

Top